Seamos consumidores circulares

compartir
Copiado!
Por Pilar Ríos F.

Queremos hacer de tu viaje hacia un saludable estilo de vida circular más fácil en estas fiestas:

alquilemos, reparemos y reutilicemos más, ¡y motívate con la economía circular! Entonces, te vamos a enseñar a ¿cómo ser circular en tu vida cotidiana? Aquí tres preguntas base:

¿Eres anti consumo?

Bueno, en realidad no. Puedes pensar en ello así;

Por un lado tienes el Black Friday, conocido por su consumo lineal e histeria colectiva que se traduce en compras. Por otro lado tenemos el «Día de no comprar nada», que nació como un antídoto para el Black Friday. Creemos que el futuro está justo entre estos dos polos, justo en la frontera entre el Yin y el Yang. Aquí se encuentra el consumo circular, lo que significa que se puede consumir prácticamente todo lo que se quiera, pero no requiere nuevos recursos de la Madre Tierra. 

¡La eficiencia de los recursos es el crecimiento económico!

Míralo de esta manera. Un árbol crece y crece hasta que alcanza una cierta altura, como la mayoría de las economías de esta tierra en el último siglo. Después de que el crecimiento se completa y se establecen los cimientos del árbol, se vuelve tan eficiente en cuanto a recursos como puede ser. El agua y la nutrición circulan alrededor para mantener el árbol vivo. Dicho esto, ¿por qué cultivar algodón y producir ropa nueva, cuando ya tenemos miles de millones de toneladas en los vertederos?

De manera similar a los árboles, primero nuestras economías crecieron, ahora tenemos que ser eficientes con los recursos que ya se han producido. De esta manera, la economía circular es el seguimiento natural de una economía lineal que se ha demostrado que ya no da para más.

Practicas alguno de estos  ejemplos sobre el consumo circular

  1. Alquiler: Antes de que se inventara Internet, había que producir y enviar CDs por todo el mundo para que la gente escuchara música. Ahora, la gente puede transmitir y escuchar sin necesidad de producción o envío. De la misma manera que el streaming, se pueden alquilar coches, bicicletas, martillos perforadores, barcos – sin tener que poseerlo. Muchos países están altamente avanzados en esto y los beneficios son altísimos tanto para quienes tienen la oferta como para quienes presentan la demanda.
  2. Reparar: Cuando se te pincha una rueda en la bicicleta, ¿la reparas o compras una bicicleta completamente nueva? Así es, reparar. Hagamos lo mismo con la electrónica y la ropa, y exijamos servicios de reparación a los grandes jugadores a los que les compramos productos.
  3. Reutilizar: Cuando compras algo usado, también conocido como segunda mano, lo reutilizas. Algunas cosas son socialmente más aceptables que otras para reutilizarlas. Como un viejo apartamento, eso es bastante normal. Ropa interior – nah! Pero podemos reutilizar más ropa, electrónica y otras cosas que nosotros.

Además, cuando reciclas una botella de plástico, el material circula y puede ser usado para productos «nuevos». Esa es una forma más sutil de segunda mano.

Un poco de historia

Circular Monday fue fundada en 2017 en Malmö, Suecia, por la empresa de reparación de ropa circular Repamera AB. Jugaron «el juego opuesto» con Viernes Negro y vieron la necesidad de un día que promoviera el consumo circular. De 2017 a 2019 se llamó Lunes Blanco, pero cambió «Blanco» a «Circular» durante 2020 para hacer más claro el mensaje del movimiento.

Promover artículos de segunda mano, reciclados, reparación o alquiler de objetos.

Giving Tuesday (martes de entrega)

#GivingTuesday es un movimiento global, sin fines de lucro, que promueve la solidaridad entre personas, organizaciones y empresas. Este año, el 1 de diciembre fue el  #GivingTuesday: un día para compartir, pensar en los demás y actuar. Se celebra la acción de dar, ya sean alimentos, dinero, tiempo (voluntariado), objetos de segunda mano, etc. Unirse es muy sencillo: solo necesitas ganas de hacer un mundo mejor, echar un vistazo a las causas de #GivingTuesday y decidir qué harás o a quién darás.

Usando el hashtag #GivingTuesday como instrumento para difundir esta idea en las redes sociales, se busca movilizar a todos los ciudadanos, familias, organizaciones y empresas para que contribuyan en este día mundial de la donación, con el objetivo final de expandir la solidaridad los 365 días del año.

Green Friday (viernes verde)

El competidor sostenible del Black Friday empieza con el color verde de aboga por ejercer un consumo meditado y responsable, cuestionando la necesidad de comprar de forma compulsiva y animando al consumidor hacia una apuesta sostenible.

Desde hace años, y marcado por la sostenibilidad, el “Green Friday” nace como alternativa sostenible, tratando de mitigar el consumo desenfrenado hacia un comportamiento más comedido y sostenible.

Ni Black Friday ni Cyber Monday así como son… vamos juntos por un Green Friday, Viernes Verde y expandámoslo con la mayor frecuencia posible.

Ejemplos como estos son algunos altamente ligados al consumo online y a campañas publicitarias asociadas a dichas compras, pero la ECONOMÍA CIRCULAR es algo que puede estar en nuestras vidas en el día a día, en cada decisión de consumo; desde grandes inversiones hasta la compra del pan. De nosotros depende, esto es un cambio de hábito, sin duda algo muy complejo, pero que genera impacto y contribuye directamente a la educación de las nuevas generaciones para avanzar hacia un mundo más consciente y equilibrado entre nosotros y con el planeta.

Eco-Guerreros Alrededor Del Mundo