Nuevas tecnologías para proteger la biodiversidad en Latinoamérica

Prediciendo inundaciones, protegiendo la vida silvestre y salvando vidas y bosques

compartir
Copiado!
Por FERMÍN KOOP
Traducido por equipo TOPes
Lee el artículo en inglés aquí 

Repleta de una variedad de plantas, animales y formas de vida, Latinoamérica es una fuente inagotable de biodiversidad.

Aproximadamente el 60% de la vida terrestre a nivel global y diversas especies de agua salada y dulce pueden ser encontradas en esta región. Mientras el Amazonas es el más evidente sector fuertemente biodiverso, el resto de Latino América está también lleno de vida en todos sus países.

Tristemente, ha habido una rápida disminución en la abundancia de especies y las tasas de extinción siguen creciendo. Esto puede ser vinculado a la pérdida de hábitat, expansión e intensificación  de la agricultura, y una alta dependencia de los recursos naturales. La Worlwide Fund For Nature ( WWF) estima que Latinoamérica ha perdido el 94% de sus especies desde los 1970s, una de las tasas más severas del mundo.

Ante este alarmante escenario, Latinoamérica se encuentra ahora buscando conservación, soluciones de adaptación y mitigación de muchos tipos. Comunidades a través de la región están usando avances tecnológicos para adaptarse al cambio climático, mejorar el manejo de residuos en las ciudades, monitorear especies invasoras e incluso el control de la minería ilegal.

El potencial de los drones

El Astrofísico Bruno Sánchez- Andrade creó un dron que constantemente captura fotos a cierta altura, monitoreando los caminos de los cazadores furtivos.

Los cambios de color en las imágenes tomadas en diferentes momentos permiten a Sanchez- Andrade crear un modelo 3D del terreno. Esto permite detectar cambios en la densidad de vegetación y especies invasoras. Los drones se usaron por primera vez en  Ecuador, donde vieron al gayomba amarillo, una planta ornamental pero invasiva nativa de sur y del oeste de Europa, en áreas protegidas de la biósfera en Ecuador. La flor puede alterar la estructura y abundancia de las especies nativas, impidiendo su regeneración e impactando en los ciclos del agua.

Sánchez-Andrade y su equipo también visitaron Argentina para demostrar el potencial de los drones en el manejo de los bosques. Esta actividad fue implementada en el marco de la alianza con el Proyecto Bosques Nativos y Comunitarios, que busca promover el uso sustentable de los bosques en el norte de Argentina.

“ Los drones pueden ser una opción para mejorar el manejo y protección en áreas de bosques, ofreciendo una alta resolución de imágenes de una forma más rápida y barata que las herramientas tradicionales como lo son los aviones o los satélites” explica Sánchez-Andrade. ” Queremos tomar ventaja de su potencial  en diferentes proyectos alrededor de la región.’ 

Mapas satelitales y deforestación

Carlos Mazabanda, parte del equipo en Amazon Watch, una ONG medioambiental en Ecuador, estaba preocupado sobre el impacto de la mina de cobre Mirador, una operación minera a tajo abierto a gran escala ubicada la provincia  en Zamora-Chinchipe. Sin embargo, analizar esta remota zona del Amazonas es complejo.

Es por esto que Amazon Watch se asoció con DigitalGlobe, Planet y el equipo de Amazon Conservation y crearon una herramienta online llamada MAAP, que utiliza imágenes satelitales, datos GIS y análisis de teledetección. El mapa mostró que la mina de cobre Mirador había destruido 9,928 hectáreas de bosque nativo.

Las imágenes satelitales ayudaron a hacer visible el problema de la deforestación en Ecuador, ya que ver la desaparición del bosque a través de mapas generó una gran indignación pública. Las imágenes se viralizaron y la atención mediática y la presión social lograron prohibir  la explotación en ciertas áreas del Amazonas ecuatoriano.

“ MAAP busca mejorar el entendimiento de los patrones actuales y las causas de la deforestación  través del uso de imágenes satelitales de alta resolución y datos de deforestación en casi tiempo real presentando esta información en informes accesibles”, dice Mezabanda, quien ha venido advirtiendo sobre el impacto de la minería hace décadas.

Datos  geoespaciales y cambio climático

Localizado en Chile, Jaime Varas ha sido testigo como una inundación masiva en la municipalidad de Chañaral destruyó más de 200 casas y tomó 80 vidas. Él sostuvo que gran parte de las consecuencias podrían haberse evitado con sólo anticipar la inundación, pero el municipio no contaba con las herramientas adecuadas.

Él decidió tomar medidas, desarrollando una aplicación de teléfono móvil que utiliza datos geoespaciales para informar a los usuarios sobre áreas propensas a inundaciones, rutas de evacuación y puntos de encuentro. Incluso permite que las personas desaparecidas carguen su ubicación. La aplicación llamada Thaki, usa datos proporcionados por el Gobierno de Chile y no tiene licencias.

“Thaki es una herramienta geoespacial que integra información en desastres naturales, territorio y planificación de la educación para la adaptación al cambio climático y los desastres naturales”, dice Varas.” Explorar el territorio, los caminos y las zonas seguras con anticipación es una prioridad para las ciudades resilientes. Esto permite que los ciudadanos estén preparados para cualquier desastre natural.”

Bioacústica y áreas protegidas

Audiomoth es un equipo de grabación bioacústico asequible y fácil de usar. La bioacústica se usa a menudo para monitorear áreas protegidas en todo el mundo. Detecta sonidos y los analiza mediante algoritmos en programas informáticos especialmente diseñados para determinar qué especies están presentes en un área.

Sin embargo, el precio de un dispositivo oscila entre los 200 y 700 dólares, y se requieren varios para obtener un registro más completo. Por este motivo, investigadores de la Universidad de Southampton, en colaboración con la Universidad Autónoma de México, crearon Audiomoth, que utiliza piezas más baratas y cuesta entre 23 y 46 dólares. El dispositivo puede capturar no sólo la presencia de especies , sino que también el sonido de sierras eléctricas o disparos, que son indicadores de tala ilegal y caza furtiva, dos actividades bastante comunes en los bosques nativos de América Latina.

El dispositivo se está usando actualmente en comunidades indígenas del norte de la península de Yucatán donde ya se han identificado y monitoreado los grandes felinos de la Selva Negra. Audiomoth también se ha utilizado en la investigación de la reserva de la montaña Tapir en Belice, donde también hay pocos recursos para combatir la caza y tala ilegales.

 

Eco-Guerreros Alrededor Del Mundo