La selva amazónica ya no puede compensar el calentamiento de la atmósfera

compartir
Copiado!

 

La Amazonia es considerada el pulmón verde del planeta ¿la razón?: porque absorbe millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera. Al reducir la cantidad mundial de este gas de efecto invernadero que calienta el planeta, contribuye a frenar el cambio climático.

Pero hoy pareciera ser que ese aporte se ha invertido, más de 30 científicos aseguran que la selva amazónica hoy estaría aportando al cambio climático. Gracias a la intervención humana es que las temperaturas han aumentado, además de la sequía y la deforestación que están reduciendo la capacidad de la selva más grande del mundo de absorber carbono de la atmósfera y ayudar a compensar las emisiones procedentes de la quema de combustibles fósiles.

Foto Reuters

 

No es la primera vez que se levanta esta alerta,según el artículo de National Geographic “El primer estudio de los gases de efecto invernadero de la selva amazónica sugiere que está empeorando el cambio climático” , durante años los investigadores han expresado preocupación por la capacidad de la selva más grande del mundo de absorber carbono de la atmósfera y ayudar a compensar las emisiones procedentes de la quema de combustibles fósiles. Es más, estudios recientes han sugerido que algunas partes de este paisaje tropical ya podrían liberar más carbono del que almacenan.

 

La investigación publicada en Nature Climate Change “Global maps of twenty-first century forest carbon fluxes” integra datos terrestres y de observación de la Tierra para cartografiar las emisiones y absorciones anuales de gases de efecto invernadero relacionadas con los bosques a nivel mundial durante los años 2001-2019.  

 

El aporte de la selva amazónica al planeta

Siempre se ha hablado de la selva amazónica como un sumidero de dióxido de carbono, el gas más abundante de los que calientan el planeta, pero esto no es así en la actualidad en toda su extensión.

El pulmón verde devastado

Existen diferentes factores, la deforestación en la Amazonia fue en 2020 la más alta en 12 años,  los humedales se secan y la compactación del suelo por la tala, los incendios para despejar la vegetación liberan carbono negro, pequeñas partículas de hollín que absorben la luz solar y aumentan el calor. La deforestación puede alterar los patrones de precipitaciones, secando y calentando el bosque. Las inundaciones regulares y la construcción de presas liberan metano, un gas potente, lo que también hace la cría de ganado bovino, uno de los motivos principales por los que destruyen los bosques. Y aproximadamente el 3,5 por ciento de todo el metano liberado a nivel global procede de los árboles amazónicos de forma natural.

Según el artículo: ningún equipo había intentado evaluar el efecto acumulativo de estos procesos, pese a que esta región está transformándose rápidamente. La investigación, apoyada por la National Geographic Society y publicada en Frontiers in Forests and Global Change, estima que el calentamiento atmosférico por todas estas fuentes combinadas parece abrumar el efecto de enfriamiento natural de la selva.

 

Cómo revertir este cambio

En el artículo los científicos afirman que: Los daños aún pueden invertirse. Detener las emisiones globales por el uso de carbón, petróleo y gas natural ayudaría a restaurar el equilibrio, pero es imprescindible frenar la deforestación de la Amazonía, así como reducir la construcción de represas e incrementar los esfuerzos para replantar árboles. No cabe duda de que seguir despejando la vegetación al ritmo actual agravará el calentamiento en todo el mundo.

 

Fuente National Geographic artículo “El primer estudio de los gases de efecto invernadero de la selva amazónica sugiere que está empeorando el cambio climático”

Fuente artículo publicado en Nature Climate Change “Global maps of twenty-first century forest carbon fluxes

Eco-Guerreros Alrededor Del Mundo