El ser acuático que recorre las costas mexicanas: el sargazo florece

compartir
Copiado!

México es un país arraigado en la tradición con una cultura compuesta de fabulosas leyendas que corren por las venas de llamativas joyas naturales esparcidas por todo el país. Han sido compartidos a lo largo del tiempo por los descendientes de mayas, la mayoría de los cuales ahora se han convertido en parte de los mexicanos modernos que peregrinan a los mismos lugares que alguna vez lo hicieron sus antepasados.

Lugares como Quintana Roo, un importante destino de vacaciones para locales y extranjeros por igual, con lugares emblemáticos como Tulum y la reserva natural Sian Ka’an, un ecosistema del Patrimonio Mundial de la UNESCO donde especies en peligro de extinción como jaguares, pecaríes, manatíes y tapires deambulan libremente . Alguna vez fue una región prístina del mundo, Quintana Roo ahora está amenazada por lo que suena como un monstruo de un mito: el Sargazo.

Aunque el nombre puede sonar místico, Sargassum es real y es muy probable que lo hayas visto en la playa. Es un tipo de alga flotante de color verde oscuro / marrón claro con pequeñas bayas (conocidas como neumatocistos, una vaina llena de gas) que lo convierten en el hábitat favorito de la vida marina, incluido el pez sargazo endémico y el vivero preferido de mahi. mahi, jureles y medregal.

Esta alga flotante se concentra en el Mar de los Sargazos; sus corrientes se mueven entre Europa, América del Norte y el Caribe, llevando los huevos de otras especies como las anguilas y las tortugas bobas. El sargazo también está repleto de vida microbiana y procariota. Entonces, ¿por qué se ha convertido en una preocupación para la gente de Quintana Roo? Principalmente porque cada año hay más y más, como resultado del exceso de escorrentía de nutrientes de las prácticas agrícolas en la tierra que ingresa al océano y crea una atmósfera de bajo oxígeno ideal para que las algas prosperen.

Conocidos como floraciones de algas, estos crecimientos crean zonas muertas que arrastran desechos plásticos, animales marinos muertos y contaminantes tóxicos que recogen durante sus viajes. Todo lo cual se acumula en cantidades lo suficientemente grandes que requieren que las personas limpien las playas a diario. Esto es para evitar que los organismos en descomposición sean cocinados y descompuestos por el sol, creando bacterias en el aire que pueden afectar a los humanos o filtrarse a las fuentes de agua dulce.

Recién en abril de 2021el Yucatán Times confirmó que 52 playas tienen cantidades «moderadas y abundantes» de las algas, que se rastrillan de las playas y se desechan en depósitos de chatarra o se dejan pudrir en basurales improvisados. Esto da como resultado su descomposición y liberación de metano, un gas de efecto invernadero ochenta veces más potente que el CO2. En comparación con el 2018 (el peor año registrado de acumulación de sargazo) el 2021 se ve mucho más turbio: “durante marzo, la acumulación de sargazo en el mar se duplicó, de 4,6 millones de toneladas en febrero a 10,1 millones de toneladas durante marzo”, afirmó el diario local. 

La imagen de apilar algas pardas recuerda la escena de una película de terror, una serie de monstruos que emergen del mar para perseguir a los lugareños que contaminan las aguas que habitan. Es una escena aterradora que sólo empeorará: según un estudio realizado por la Universidad del Sur de Florida en conjunto con NASAasa, imágenes de satélite que rastrean el crecimiento exponencial del sargazo en el Caribe y el Golfo de México. Las cifras son asombrosas: la cantidad de sargazo aumentó durante abril de 2021, mostrando una cobertura total de sargazo de 1036 km2 en comparación con una media histórica de 50 km2 entre 2011 y 2017. Y no solo afectan a los humanos a nivel estético. Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM han descubierto que contienen un 60% más de arsénico y cadmio que los niveles estándar permitidos para los seres humanos (sin representar problemas de salud ni poner en peligro la vida).

No nos malinterpretes: el sargazo es muy importante para la vida marina. Tanto es así, que ha sido designado como Hábitat Pez Esencial, otorgándole una protección especial por parte de las autoridades marinas. Los estudios farmacológicos han demostrado el potencial de sus compuestos para tratar enfermedades como el cáncer, la obesidad y la diabetes tipo 2. Dicho esto, existe un delicado equilibrio entre un ecosistema saludable y uno invadido por el exceso de fertilizantes y la contaminación que golpea nuestras vías fluviales. ¿Qué define a uno u otro? Nosotros los humanos, y la forma en que consumimos.

Eco-Guerreros Alrededor Del Mundo