El rescate de las tortugas en Ecuador

2 meses ago
agosto 4, 2020
Por Pilar Ríos F.

Todo inició con los arrecifes de la Isla de La Plata, en el Parque Machalilla en Ecuador,  que tenía en ese momento a los fundadores de Equilibrio Azul trabajando como buzos en ese parque en dicho lugar. Su trabajo los hizo ser testigos, por un lado, de los problemas y deterioro que existían en los sitios donde buceaban y, por otra parte, de la falta de información sobre la salud de los ecosistemas, acuñando la consigna: “La vida inició en el agua y es ahí donde debería continuar”.

Equilibrio Azul es una organización sin fines de lucro en Ecuador que se ha dedicado a la investigación y conservación de muchas especies marinas y sus ecosistemas. Actualmente las investigaciones más importantes de la fundación son en relación a las tortugas marinas y en especial de la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) y la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), ambas especies amenazadas en la región del Pacífico Oriental.

De la importancia de la preservación de los ecosistemas marinos y los cambios percibidos en el océano nos habla Cristina Miranda, quien en su calidad de Coordinadora Científica identifica un gran desafío en las zonas marinas: La falta de recursos para el control y el manejo, y por ende, el irrespeto por parte de sectores extractivistas que ingresan a estas zonas para aprovechar sus recursos. Como el mar no tiene barreras físicas sobre su superficie es sumamente difícil el manejo para evitar actividades que puedan impactar esas áreas, como la pesca ilegal, la contaminación y otras”. Los estudios que son la base de esta y otras afirmaciones son realizados con herramientas de telemetría acústica y satelital, cámaras submarinas de video remotas y técnicas genéticas.

La importancia de los ecosistemas marinos y sus amenazas 

La sobrepesca, la pesca incidental, la contaminación (tanto del agua como también en relación a la presencia de macro y micro plásticos) y la destrucción del hábitat a causa de la construcción de infraestructuras y extracción de recursos; constituyen la amenaza más grande para el ecosistema marino de Ecuador. “Todo esto está vinculado a problemas más profundos y difíciles de solucionar, problemas sociales como la pobreza, la falta de educación y conciencia, y la corrupción tan severa que azota a nuestro país y región”, afirma Cristina.

Las amenazas más grandes que tienen en el Ecuador para los ecosistemas marinos son la sobrepesca, la pesca incidental, la contaminación (tanto del agua como de macro y micro plásticos) y la destrucción de hábitat a causa de la construcción de infraestructuras y la extracción de recursos “Todo esto está vinculado a problemas más profundos y difíciles de solucionar, problemas sociales como la pobreza, la falta de educación y conciencia, y la corrupción tan severa que azota a nuestro país y región” declara Cristina. 

Los ecosistemas marinos se han visto afectados por el cambio climático y la sobrepesca. Dos terceras partes de ellos ya se han visto afectados por la acción humana. Los distintos ecosistemas nos brindan una gran variedad de servicios, sin los cuales no podríamos sobrevivir y nuestra calidad de vida se vería deteriorada, lo cual según las palabras de nuestra entrevistada, tiene “graves implicaciones para la biodiversidad y la humanidad, por siglos el mar ha sido la fuente principal de alimento del mundo, ayuda a regular el clima, tiene la capacidad de absorber carbono, además de ser una fuente de atracción turística que brinda placer y trabajo a miles de millones de personas alrededor del planeta”.  

 La investigación de la tortuga Carey y Laüd

En abril circuló por redes sociales un video de pequeñas tortugas Carey llegando al mar (https://www.instagram.com/p/B-Z9yn5AlHJ/) para las cuales el equipo de Equilibrio Azul ha trabajado arduamente desde el año 2008. “Se creían extintas hace poco más de una década descubrimos una playa índice para esta especie” Desde entonces han seguido monitoreando esta especie en más de 10 playas de Ecuador, protegiendo cada uno de sus nidos para asegurar su llegada  al mar. 

Este es un trabajo que realizan directamente con pescadores artesanales; por lo difícil que es verlas anidar, el trabajo en conjunto con los locales permite reducir el impacto de la pesca incidental “Es por esta razón que estamos trabajando con los pescadores para saber más y cambiar métodos de manipulación que puedan incrementar su sobrevivencia”, afirma la científica.

 Cambios en el Océano 

Los cambios identificados por Cristina son muchos, y la mayoría no son alentadores. “El cambio más drástico, en mi opinión, ha sido el cambio físico de ciertos hábitats, o séa la destrucción de estos”, dice ella, con respecto a las playas relacionadas a las tortugas marinas.  “Han cambiado tanto que ahora estas criaturas tienen poco espacio para poner sus huevos, y si lo logran, corren el riesgo de que estos no sobrevivan. Las playas fuera de áreas protegidas han sido bombardeadas de malecones, cabañas, luces, vehículos, extracción de arena, escombros, y han sido arrebatadas de su flora nativa y de sus dunas”.  Lo que comenzó como un estudio para conocer más sobre las tortugas se convirtió también “en una carrera diaria por proteger sus huevos de la destrucción humana, carrera que si no la ganamos sabemos que significa la desaparición total de estas criaturas”.

Utilizando las cámaras remotas el equipo de Equilibrio Azul ha sido testigo de una alarmante disminución de tiburones y rayas; “hay una supuesta “pesca incidental” que está acabando con muchas especies”.   

Después de más de 12 años de proteger nidos de tortuga carey, todavía es muy pronto para decir que la especie se ha recuperado. “Como algo positivo hemos podido observar un cambio de mentalidad hacia las tortugas, tanto de la población en general como de las autoridades”. Esto es debido a que  Ecuador cuenta con un programa a nivel de áreas protegidas para proteger nidos. “Todo esto nos da una esperanza de que nuestro trabajo valga la pena”, finaliza Cristina Miranda, Coordinadora Científica de Equilibrio Azul.