Desde las profundidades del océano el mensaje de una científica

compartir
Copiado!
Por: Santiago Rodríguez Tarditi 

Lee la noticia en ingles aquí

Muchos de nosotros tendríamos que buscar en Google lo que significan la mayoría de estas tareas (por cierto, un hidrófono es un micrófono subacuático que se utiliza para grabar sonidos submarinos), pero para Shaylyn Potter, todo es un día más en la oficina. Actualmente, como especialista submarina de Lindblad Expeditions de National Geographic, pasa más tiempo fuera de la tierra que en ella para compartir su experiencia con el mayor número de personas posible, mostrándonos lo que hay en los gélidos y oscuros ecosistemas marinos de lugares remotos como las Islas Malvinas y Kiribati.

«Nuestros océanos cubren el 70% del planeta, pero la mayoría de la gente nunca ha visto ese mundo submarino. He pasado muchas, muchas horas bajo el agua, lo cual es un gran privilegio. Mi objetivo es utilizar ese privilegio para avanzar en la conservación marina», dice Shaylyn Potter. «Si ayudamos a la gente a sentirse conectada con diversas especies marinas, podemos crear nuevos defensores del océano y aumentar las políticas de protección marina». Su trabajo pone de relieve la importancia de cuidar nuestros océanos como medio para nuestra supervivencia. Son la principal fuente del oxígeno que respiramos, pero hemos matado al 90% de los peces que los habitan, y ahora todo el planeta está en peligro.

«La vida de los seres humanos está íntimamente ligada al mundo natural; no podríamos sobrevivir sin  ecosistemas oceánicos sanos», subraya, mientras repasa los numerosos viajes que ha realizado, tratando de elegir su lugar favorito. Después de escudriñar su cerebro en busca de diferentes lugares donde ha buceado -desde Belice hasta Georgia del Sur, pasando por la Polinesia Francesa o Baja California- se decanta por el atolón Millennium, en las islas de la Línea Sur. Pero no por las razones que podríamos pensar.

«Cuando llegué allí en 2018, estaban casi un 100% muertos los corales ramificados. Fue devastador. Este es un sitio de buceo codiciado, y yo estaba súper ansiosa y emocionado por el tiempo que iba a pasar ahí. Y cuando finalmente me metí en el agua, me quedé completamente sorprendida al ver el estado del arrecife. Fue un duro recordatorio de que el calentamiento de los océanos puede afectar incluso a las zonas más remotas de nuestro planeta».

Una cosa es leer las noticias e intentar comprender la magnitud de la catástrofe climática, pero Shaylyn la experimenta de primera mano cada vez que sale a trabajar. Sin embargo, no deja que la realidad la desaliente. «Nuestra mayor oportunidad consiste en darnos cuenta de que las pequeñas decisiones individuales sí importan», subraya. «La gente suele sentirse muy impotente. Pero colectivamente, todas las decisiones individuales marcan una gran diferencia».

Según Shaylyn, Estados Unidos (su lugar de nacimiento) tiene todos los recursos e infraestructuras para proponer estrategias ecológicas, pero no está haciendo lo suficiente cuando se trata de construir una sociedad sostenible. «Los líderes de nuestro país priorizan el crecimiento económico sobre cosas como las áreas protegidas y la reducción de las emisiones de carbono». Pero ella no se desespera. «Intento no desanimarme demasiado y centrarme en seguir luchando. De hecho, tengo mucha esperanza en las generaciones que vienen después de mí». También encuentra inspiración en sus compañeras biólogas marinas, la Dra. Ayana Elizabeth Johnson @ayanaeliza y Asha Devos @ashadevos. Todos deberíamos sentirnos motivados también por Shaylyn, aunque sólo podamos contactar con ella cuando sale a la tierra a respirar.

Eco-Guerreros Alrededor Del Mundo