Paremos La Floración De Algas Nocivas

Las floraciones ponen en riesgo a la vida acuática, contaminan las agua, generando "zonas muertas" que dañan gravemente los ecosistemas

Firma la carta

Firma esta carta dirigida a la UNESCO para evitar que contaminen nuestro patrimonio de la humanidad, nuestros lagos.

Envía un Twitter

Haz click para enviar el twitter que aparece abajo a la UNESCO, para solicitar a los gobiernos poner fin a las prácticas agrícolas e industriales destructivas.

Enviar Un Tweet

Baja la app!

Sigue y documenta tu mismo la aparición de estas floraciones de algas potencialmente dañinas

  1. CyAN – Tienda de aplicaciones Android, EE.UU.
  2. Bloomin’ Algae – tiendas de aplicaciones Android y Apple, Reino Unido
  3. bloomWatch – tienda de aplicaciones Android, en todo el mundo

 

Échale Un Vistazo

Creado en colaboración con

The Oxygen Project se ha asociado con Vivobarefoot para actuar y concientizar sobre el creciente problema de las floraciones de algas nocivas (FAN). Tóxicas para los seres humanos, los animales y la vida vegetal, estas floraciones de algas están ahogando las vías fluviales de nuestro planeta y creando «zonas muertas». ¿Quieres detener las FANS? Únete a nosotros, firma nuestra carta y obtén más información.

Una floración de algas en la costa sur de Devon y Cornwall en Inglaterra, en 1999

Credit: Tom Archer

Tomada desde la órbita en octubre de 2011, la peor floración de algas que ha experimentado el lago Erie en décadas. Las lluvias torrenciales récord de la primavera arrastraron fertilizantes al lago, promoviendo el crecimiento de floraciones de cianobacterias productoras de microcistina.

Credit: NASA Earth Observatory

La escoria flota en la superficie del oeste del lago Erie el 20 de septiembre de 2017. Crédito: NOAA

Credit: Aerial Associates Photography, Inc.

Un letrero colocado en la playa del Parque Estatal Moreau Lake después de una floración de algas dañinas en agosto de 2018.

Credit: Gwendolyn Craig

La actividad de las cianobacterias convierte el lago Caldera Coatepeque en color turquesa

Credit: John Doe

Un niño nada en aguas cubiertas de algas frente a la costa de Qingdao, China, en 2011, uno de los lugares del mundo donde la proliferación de algas es un problema creciente.

Credit: China Daily/Reuters

Un barco navega a través de una creciente floración de algas a través del río Caloosahatchee el 27 de junio de 2018, en Labelle, Florida.

Credit: Pedro Portal / Miami Herald via Getty Images

Floración de algas rojas en Leigh, cerca del cabo Rodney.

Credit: NIWA Science/Miriam Godfrey

Un pescador llena sus palmas ahuecadas con agua del lago Chaohu, lleno de algas, en Hefei, provincia de Anhui, el 16 de junio de 2009. El país ha invertido 116.000 millones de dólares en proyectos y reglamentos destinados a frenar la contaminación del agua desde 2006.

Credit: REUTERS/Stringe

EL ULTRA BLOOM III

La primera zapatilla del mundo fabricada con algas extraídas de los cursos de agua de todo el mundo: un auténtico héroe del diseño sostenible.

Mira Aquí

Frequently Asked Questions

¿Qué es la floración de algas?

Las floraciones de algas se producen cuando las condiciones ambientales permiten un crecimiento explosivo del fitoplancton -una floración- que puede cambiar el color del agua del océano. Para que se produzca una floración, tiene que darse las “condiciones” adecuadas de factores ambientales:

1. Luz solar intensa
2. Niveles altos de nutrientes
3. Aguas tranquilas (poco viento y circulación)
4. Número limitado de herbívoros o depredadores
5. Otros factores ambientales pueden ser la temperatura y la salinidad, que influyen en las FAN de forma diferente pero que pueden ayudar a determinar las fuentes de las floraciones.

La mayoría de las floraciones de algas son componentes naturales y esenciales de cualquier ecosistema marino, y la mayoría no son tóxicas. Sin embargo, las floraciones de algas nocivas pueden dañar o matar a los animales marinos, contaminar los mariscos y amenazar la vida humana.

(Fuente: Sistema de Observación de los Océanos del Centro y Norte de California)

¿Qué son las floraciones de algas nocivas (FAN)?

Las floraciones de algas nocivas son floraciones de especies de algas que pueden tener efectos negativos en los seres humanos, en los entornos marinos y de agua dulce y en las economías costeras. Estas floraciones se producen cuando el fitoplancton, que son diminutas algas microscópicas, crece rápidamente en grandes cantidades y produce efectos tóxicos o perjudiciales para las personas, los peces, los mariscos, los mamíferos marinos y las aves.

(Crédito: NOAA)

¿Qué zonas son propensas a las floraciones de algas nocivas (FAN)?

Las floraciones de algas nocivas se encuentran en masas de agua dulce, agua marina (salada) y agua salobre de todo el mundo. Se producen en aguas de todo el planeta.

1. Agua dulce: en 2014, una encuesta nacional reveló que más del 50% de los estados que respondieron en Estados Unidos (38 estados y el Distrito de Columbia) informaron de que las floraciones de algas nocivas están presentes cada año en algunos de sus lagos u otras masas de agua dulce.

2. Agua marina: todos los estados costeros de Estados Unidos han experimentado floraciones de algas nocivas, incluidos Hawai y Alaska. Las floraciones de algas nocivas en los Estados Unidos y en todo el mundo se han asociado a la intoxicación alimentaria. El marisco importado se ha visto implicado en varias intoxicaciones asociadas a las FAN en zonas del interior.

3. Aguas salobres: se han registrado floraciones de algas dañinas en aguas salobres, incluyendo estuarios y aguas costeras, en los Estados Unidos.

(Fuente: CDC)

¿A qué se parece o huele una floración de algas?

Una floración de algas puede tener el aspecto de espuma, escoria, estera o pintura que flota en la superficie del agua. Algunas floraciones no son visibles en la superficie del agua. Las masas de agua con una floración en curso pueden tener un aspecto azul, verde, marrón, amarillo, naranja o rojo. Cuando los organismos de una floración mueren y se descomponen, pueden liberar olores desagradables (como el olor de las plantas en descomposición).

(Fuente: CDC)

¿Por qué son peligrosas las FAN?

1. Producen toxinas que pueden envenenar a los seres humanos, los peces, las aves marinas, los animales acuáticos, el ganado, la fauna y los animales domésticos (como los perros) que están cerca del agua, beben el agua o nadan en ella.

2. Causar enfermedades cuando una persona o animal come pescado o marisco contaminado con toxinas de algas.

3. Se vuelven lo suficientemente densas como para impedir que la luz del sol llegue a las profundidades del agua.

4. Eliminar el oxígeno del agua al descomponerse, privando a los peces y a las plantas de oxígeno y dañando la ecología local.

(Fuente: CDC)

Firma la carta abierta a la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) para evitar la contaminación de los lagos.

Estimada Sra. Audrey Azoulay, Directora General

La proliferación de floración de algas nocivas está asfixiando las vías fluviales de nuestro planeta. Creando «zonas muertas» que diezman la vida acuática, destruyen los suministros de agua dulce y dañan gravemente los delicados ecosistemas. Las floraciones de algas son una amenaza innecesaria para las comunidades y los cursos de agua de todo el mundo, incluidos los sitios que son Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Si bien la proliferación de algas puede ocurrir de forma natural, cada vez hay más evidencia de que son más frecuentes y perjudiciales como consecuencia de la actividad humana; la contaminación industrial, la agricultura intensiva y el calentamiento del planeta. Los cursos de agua inundados con fertilizantes, pesticidas y residuos provocan una explosión de algas. Estas floraciones se vuelven rápidamente tóxicas a medida que las algas mueren y se descomponen, lo que permite a las bacterias consumir el oxígeno disponible para alimentar el consumo de más algas, dando lugar a las dañinas «zonas muertas».

Las proliferaciones de algas nocivas (FAN) han afectado los sistemas de agua globales; Grandes Lagos de América del Norte y el Distrito de los Lagos en el Reino Unido, Lago Titicaca en América del Sur, el lago Tana de Etiopía e incluso el cuerpo de agua más antiguo y profundo del planeta, el lago Baikal en Siberia.

Al firmar la Convención de 1972 sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, cada uno de los Estados Partes en la presente Convención reconoce “la obligación de identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural […] situado en su territorio, pertenece principalmente al Estado”. Cada Estado Parte se compromete a garantizar que se tomen “medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras adecuadas” al respecto (artículos 4 y 5 de la Convención del Patrimonio Mundial).

Reconocemos el trabajo fundamental de la ciencia que actualmente se está realizando por UNESCO y la Comisión Oceanográfica Intergubernamental a través de GlobalHAB para gestionar y mitigar el impacto de la proliferación de algas nocivas.

Como organización que trabaja para conservar las mayores maravillas del mundo y lidera la investigación sobre la proliferación de algas, la UNESCO tiene una oportunidad única para desarrollar un programa educativo informado y de vanguardia y trabajar con las comunidades locales para incorporar prácticas regenerativas para evitar que la proliferación de algas envenene las vías fluviales y las comunidades de todo el mundo.

En concordancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 Educación 2030, instamos a UNESCO a: desarrollar y poner en marcha un programa de educación global, trabajar con los gobiernos para terminar con las prácticas agrícolas e industriales destructivas, especialmente el uso de fosfatos y nitratos, y empezar a aplicar soluciones probadas, regenerativas, basadas en la naturaleza.

Contaminar el agua potable y poner en peligro los ecosistemas marinos es una amenaza para toda la vida del planeta.

De conformidad con el mandato de la UNESCO de proteger y salvaguardar el patrimonio común de la humanidad, le pedimos a UNESCO adoptar todas las medidas necesarias a este respecto.

Sólo si actuamos, conseguiremos que nuestras vías fluviales vuelvan a respirar y beneficien a las generaciones venideras.

Muy respetuosamente,

[tu firma]